miércoles, 17 de abril de 2013

FESTIVAL DE POIO 2013:"COMUNICAD LA ALEGRÍA DE VUESTRA FE"


Ya ha pasado más de una semana desde que volvimos del Festival de Poio 2013, y la experiencia, un año más, ha sido muy gratificante.

A pesar del largo viaje, mereció la pena desde el minuto uno en que pusimos los pies en ese increíble monasterio mercedario de Poio. Entramos por la puerta principal de la hospedería, y ya se podía ver el jaleo de todos los chicos que se reencontraban después de meses sin verse. Besos por aquí, abrazos por allá, presentaciones de quienes no se conocían aun…. Y aunque llegamos cansados, nada nos impidió quedarnos hasta tarde, despiertos, charlando y poniéndonos al día.

Sábado, son las 9 de la mañana, y en el comedor de la hospedería mercedaria nadie está en silencio. Con alguna legaña y alguna sabana arrastrando, los chavales y los no tan chavales, desayunan.

Más tarde empieza la actividad de la mañana, dividas por edades. Los peques se van a los talleres de manualidades, de los que saldrán todos llenos de pintura y bien orgullosos de las cruces y caritas de barro que han hecho en ellos. Los más mayores trabajamos, también en grupos, unos vídeos bastante interesantes que nos hablan sobre la Ambición, la Misericordia, la Redención, la Vocación, la Misión y la Libertad.
Tras la comida, comienzan los ensayos, y después vuelta a los talleres, para la formación de la tarde. Tras terminar éstos, empiezan los nervios. Prisas por los pasillos, niñas que corren de una habitación a otra pidiendo una plancha para el pelo, olor a colonia por todos lados….
Empieza el festival. La presentación de este año corre a cargo de Ferrol, y los presentadores fueron Ruth y Alejandro, a quien todo el mundo llama, Came. Tengo que decir, que fue increíble el desparpajo con el que estos dos chicos nos fueron dando paso, a cada uno de los grupos que estábamos allí para interpretar nuestra canción. Nos reímos y disfrutamos un montón.

Tras el Festival, nos fuimos todos a cenar, y después comenzó la fiesta, este año Fiesta Ibicenca. Nos citaron a todos en el vestíbulo de entrada, y de allí nos dirigieron a la sala donde se iba a realizar la fiesta, que corría a cargo del equipo de Valladolid. Pero antes, nos deleitaron con una puesta en escena diferente a otros años. Tres chicos vestidos con túnicas blancas nos leyeron un manifiesto en el que nos dejaban claro que Jesús ha resucitado. Después nos hicieron un baile con antorchas y de fondo, la canción de este año, “Llegaremos a tiempo” de Rosana.
La fiesta genial; mucha música, mucho baile, muchas fotos y bueno, empezaron los primeros lloros, al día siguiente habría más.

Domingo, tras el desayuno y el desalojo de las habitaciones, todos vamos a la iglesia para celebrar la misa.
Tras ella, a cada responsable de grupo se le da una caja con los bocadillos para la comida, y comienzan las despedidas.
Muchos abrazos, muchas lágrimas, móviles para hacer mas fotos y para, si aun no se tienen, agregarse al whatsapp, promesas de ir a campamentos y otras convivencias…..

Y comienza el viaje de vuelta a casa, cansados y medio afónicos, pero con las pilas bien cargadas para enfrentarnos a la rutina, que comenzaría al día siguiente, y para “COMUNICAR LA ALEGRÍA DE NUESTRA FE”.

P.D: La foto adjuntada es el pequeño presente que se entrego a cada grupo que participaba. Un placa de barro grabada con el cartel del Festival de este año.


1 comentario:

  1. yo no lo hubiera resumido mejor..........
    muchas felicidades a todos chicos!!!!!!!
    y ......GRACIAS!!!!!!!!!!!!
    "soña"

    ResponderEliminar